7 indicaciones para deshacerte de la grasa del vientre

La grasa abdominal puede acumularse por diferentes factores, no sólo por comer de más o no cuidarse en la dieta. El estrés, la herencia o problemas hormonales también se pueden ver reflejados en tu vientre. Es por ello que puedes llevar a cabo este proceso de siete pasos para eliminar la gordura del estómago.

Síntomas del aumento de grasa abdominal

Síntomas del aumento de grasa abdominal

Si la grasa que se ha acumulado tiene que ver con el estrés, es más difícil que responda a los ejercicios o las dietas que practiques. Esto se debe a que el sistema endócrino (que regula todas las hormonas), desempeña un papel importante.

Se ha comprobado que la “hormona del estrés” (el cortisol) se relaciona directamente con la acumulación de grasa en el vientre. Entonces, si aprendes cómo calmar tu ansiedad y tus nervios, es probable que tengas mejores resultados.

Algunos de los síntomas que indican cambios en el nivel de cortisol son:

-falta de sentido del humor

-cambios de comportamiento

-cambios de ánimo

-irritabilidad

-sentimiento de ira

-ganas de llorar

-cansancio constante

-dolores de cabeza

-palpitaciones

-calambres

-disminución de las defensas

-problemas digestivos

Siete pasos para deshacerte de la grasa en el vientre

Recuerda que además de esta guía, puedes añadir algunos suplementos que te vendrán de maravillas, tales como la Vitamina C (controla los incrementos del cortisol por sus propiedades antioxidantes), la Vitamina A (ayuda a reducir los niveles de esta hormona), Ginseng (actúa sobre las glándulas suprarrenales y el cerebro) y Regaliz (sirve para regular el funcionamiento de las glándulas).

1° paso: realizar ejercicio, algo que te guste. No hagas lo que te disgusta o odias, porque te generará más estrés. Puedes salir a caminar o andar en bicicleta si eso te hace feliz.

2° paso: ten buen hábitos para dormir, evita dejar el televisor prendido en el cuarto, comer minutos antes de acostarte o beber cafeína o refrescos con mucho azúcar.

3° paso: ingiere cinco comidas diarias, que sean saludables y pequeñas, para mantener el nivel de glucosa en sangre y no te saltes las comidas.

4° paso: comienza un plan de entrenamiento de fuerza (dos veces por semana), como por ejemplo flexiones o abdominales.

5° paso: estabiliza tu estrés, con el yoga, la meditación o Tai Chi para disminuir los niveles de cortisol.

6° paso: evita el consumo de tabaco, cafeína, alcohol, etc, porque estimulan a las glándulas suprarrenales.

 7° paso: mantén pensamientos buenos sobre tu cuerpo y sobre ti mismo, para que se reduzcan los niveles de estrés.
Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta