7 Sencillas maneras de blanquear las prendas blancas

Todos tenemos en el armario prendas blancas. Para que conserven su aspecto inicial, se requieren cuidados especiales, lo cual a veces es difícil de lograr. Sin embargo, para ello te pueden servir incluso los ingredientes naturales que siempre están a la mano en cada hogar.

Mi Hogar juntó los trucos más populares cuya eficiencia está comprobada por varias personas alrededor del mundo. ¡Aplica los que te parezcan convenientes!

1. Remueve las manchas resistentes

1. Remueve las manchas resistentes

En una olla, hierve 2 litros de agua. Exprime el jugo de tres limones. Revuelve el agua, el jugo exprimido, 1 cda. de sal y 1/4 de taza de detergente. Remoja tu ropa en la mezcla y déjala reposar durante 40 minutos.
A continuación, enjuaga bien las prendas y cuélgalas a secar.

Nota:
Esta receta es perfecta para remover manchas de sudor en las axilas y en el cuello.

2. Para las camisas relucientemente blancas

4. Para las telas delicadas

Echa sobre la mancha 10 g de bicarbonato (1 cda.), frótala con medio limón de tal forma que suelte el jugo.
Deja la prenda reposar así durante 15 minutos y lávala con agua tibia.

Nota:
Esta receta a menudo se aplica para remover manchas amarrillentas que se forman en las áreas de las axilas y cuello. Al principio, puedes mezclar el bicarbonato de sodio con el jugo de limón hasta formar una pasta espesa, y luego frotarla en la prenda.

3. Blanquedor universal

3

Corta 2 limones y agrega unas rodajas en un recipiente con 1 litro de agua hervida. Ahí mismo pon tus prendas blancas y deja que se remojen durante 40 minutos.
A continuación, lávalas en la lavadora como lo haces siempre.

Un pequeño secreto:
El limón es un blanqueador universal de tu ropa interior favorita, no tiene efectos dañinos sobre la tela.

4. Para las telas delicadas

4

Revuelve 1/4 de detergente con 2 litros de agua y agrega 1/4 de taza de agua oxigenada.
Remoja tu ropa durante 30 minutos y enjuaga bien.

Atención:
Opta por un detergente de buena calidad para no empeorar el estado de tus prendas.
Esta forma es excelente para las telas delicadas y tejidas.

5. Efecto intensivo

5

En un recipiente, vierte 1 litro de agua, agrega 62 ml (1/4 de taza) de agua oxigenada y 4 gotas de amoníaco. Pon tu ropa en esta mezcla y déjala remojar durante 10 minutos. Enjuaga bien.

Importante:
Esta mezcla tiene un efecto más intensivo ya que contiene amoníaco.
No olvides tomar precauciones trabajando con este tipo de soluciones.

6. Acondicionador natural

2. Para las camisas relucientemente blancas

Mezcla 125 ml (1/2 taza) de vinagre en 1 lt de agua y remoja la ropa durante 40 minutos. Si se requiere eliminar una mancha de sudor, vierte el vinagre justo sobre la mancha y frota en ella una pequeña cantidad de jabón.

Ojo:
El vinagre en este caso no solo blanquea sino también suaviza las telas.

7. Para la ropa de cama

3. Blanquedor universal

Pon tu ropa de cama en un recipiente con leche agria y déjala remojar durante 1-2 horas. Luego lávala como siempre lo haces. Puedes repetir el remojo de ser necesario.

Un pequeño truco:
Usando este producto no solo puedes darle una nueva vida a tu ropa de cama sino también hacerla más suave.

¡Que tus prendas siempre se mantengan blancas!

 

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta