Cuando este hombre se pinchó la enorme ampolla que tenia en el pie, no imaginó lo que iba a salir

Las ampollas son una especie de bolsa acuosa que comúnmente aparece en manos y pies, por causa de la fricción de la piel con otro material, como puede ser el de los zapatos. A pesar de que en un inicio no requieren ningún tipo de atención médica, son muy incómodas y molestas,  es por ello que si quieres saber cómo deshacerte de ellas con remedios naturales en el especial de hoy te traemos la solución inmediata.

Otra de las causas que puede generar la aparición de ampollas es el exceso de sudor, el cual  puede irritar la piel,  provocando la formación de ampollas. Generalmente la mayoría de las ampollas pequeñas sanan en unos días, mientras que las más grandes pueden permanecer durante semanas lo que puede resultar bastante molesto.

Expertos médicos recomiendan tratar las ampollas pequeñas tan pronto como sea posible, ya que es la mejor manera de prevenir una infección, para tratarlas te recomendamos remojar tus pies en agua tibia y añadirle incorporar sal marina para aliviar el dolor y relajar los músculos de los pies. La sal marina puede aliviar la picazón asociada con las ampollas, por último seca tus pies con un paño suave.

¿Cuándo drenar las ampollas?

Cuando aparecen las ampollas lo primero que se le pasa a cualquier persona por la mente cuando aparece una ampolla suele ser reventarla, explotarla y dejar salir el líquido. Vale destacar que el roce continuo de zapatos o ropa en la ampolla resulta muy molesto, y drenarla para reducir la inflamación suele ser la mejor opción.

Aunque no lo creas actualmente hay diversas discusiones en torno al reventar o no las ampollas, según diversos expertos en dermatología esta comprobado que el líquido que contienen las ampollas ayuda a la creación de la nueva capa de piel y protege contra infecciones durante el proceso, por lo que se recomienda no explotarlas.

Sí la ampolla es muy grande  es decir más de 3 centímetros, o si está en una zona muy dolorosa se puede drenar el líquido, pero siempre teniendo en cuenta ciertas consideraciones y, preferiblemente, que sea un especialista quién lo haga.

Mira lo que le pasó a este hombre cuando intentó drenar una ampolla gigante que tenía en el pie.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta