El Desconocido Proceso De Creación De Labiales. EL MISTERIO FINALMENTE SE RESOLVIÓ

El Desconocido Proceso De La Creación De Labiales. EL MISTERIO FINALMENTE SE RESOLVIÓ.

Desde el momento en que fui pequeña, siempre y en todo momento tuve curiosidad por saber de qué manera se hacían los labiales. Digo, qué mujer no tiene uno por ahí guardado en su cartera para el cada día y ciertos otros para ocasiones más singulares. Indudablemente, el labial es una parte de nosotras y de ahí que que ahora te voy a contar paso por paso cómo se hacen los mágicos colores y formas que hacen destacar de forma muy preciosa y especial nuestros “carnosos” labios. Literalmente, es una insensatez ver el proceso. ¡Prepárate! Es posible que tras descubrir el secreto, vas a ver de forma diferente a tus labiales.

2. Después, el resultado de “la gran fórmula” se acumula sobre rodillos mecánicos que mezclan y suavizan la fórmula completamente 3. Cuando la fórmula está completa, distintas tonalidades son fundidas en un horno microondas. (Las cosas se ponen más “calientes”, literalmente) 4. Y después, los dos (la fórmula y las tonalidades) son mezcladas para crear tus colores preferidos. Sencillamente mágico. 5. Se vierten los tonos en un pequeño molde de metal. 6. Cuando salen del congelador, cualquier exceso que sobra se raspa con una mini espátula. (Hasta eso es bonito) 7. Y como magia el molde se abre.

Últimamente, “The Zoe Report” visito al “Bite Factory” para ver y descubrir de una vez por siempre cómo se hacen los labiales… El proceso sí que es mágico mas claramente demanda mucha inventiva, paciencia y esmero a fin de que te salgan perfectos y listos para empacar

1.Primero una base vegetal y un pigmento singular son combinados en una enorme olla. Los dos dan sitio a la “gran fórmula”.

2. Después, el resultado de “la gran fórmula” se acumula sobre rodillos mecánicos que mezclan y suavizan la fórmula completamente

3. Cuando la fórmula está completa, distintas tonalidades son fundidas en un horno microondas.  (Las cosas se ponen más “calientes”, literalmente)

4. Y después, los dos (la fórmula y las tonalidades) son mezcladas para crear tus colores preferidos. Sencillamente mágico.

5. Se vierten los tonos en un pequeño molde de metal.

6. Cuando salen del congelador, cualquier exceso que sobra se raspa con una mini espátula. (Hasta eso es bonito)

7. Y como magia el molde se abre.

giphy

AL FIN, EL MISTERIO SE RESOLVIÓ:

 

¡AHORA SABES CÓMO SE CREÓ ESO QUE LLEVAS EN LA CARTERA TODOS LOS DÍAS! ¿QUÉ TE PARECIÓ EL PROCESO?

 

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta