El vive dentro de una gasolinera con su hijo. Pero cuando veas lo que hay adentro… ¡GUAU!

Si alguien me contara que vive en una estación de servicio, realmente no sabría lo qué pensar. Me imaginaria una estación típica vieja con un pequeño dormitorio improvisado en la parte posterior. Pero tal vez eso es porque no tengo tanta imaginación como un artista llamado Robert Guthrie.

Robert había visto a una vieja gasolinera, hasta que un día vio que estaba en venta. Cuando le preguntó a su hijo lo que pensaba sobre vivir allí, pensó que su padre se había vuelto loco. Pero eso fue antes de que Robert se pusiera a trabajar en renovar y convertir a esta gasolinera al hogar de sus sueños. Desde el exterior, todavía parece ser una vieja gasolinera, pero cuando veas lo que hay en el interior… ¡GUAU! ¡Robert transformo a este lugar en un paraíso de dos pisos!

Situado en el barrio francés de Nueva Orleans, la estación ha estado en servicio desde 1918. Originalmente era una un taller de muebles y un estudio de joyería. Luego Robert compró la propiedad y puso sus planes en movimiento. El loft increíble rinde homenaje a su historia con gabinetes hechos de viejos emblemas de automóviles, apliques hecho de faros de coches, y un rellano de la escalera hecha con un elevador hidráulico original. Pero también tiene algunas instalaciones modernas preciosas, tales como una terraza en la azotea y una bañera de hidromasaje!

Mira el vídeo increíble a continuación y cuéntanos lo que piensas de la casa gasolinera de Robert. ¡No te olvides de compartir esta historia con tu familia y amigos!

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta