Esta Gelatina reconstruye el cartílago en una semana: Tu mejor aliado contra el dolor en las articulaciones.

De las enfermedades articulares nadie está a salvo: tanto los deportistas como las personas de estilo de vida menos activo, pueden sufrir estas dolencias tan molestas…

Sucede que, con la edad, la síntesis del colágeno en el cuerpo humano disminuye considerablemente. Esta proteína, que forma fibras colágenas, constiutuye la base fundamental del tejido conectivo del cartílago, tendones y huesos, proporcionándoles elasticidad y resistencia a las articulaciones.

Afortunadamente, hay un remedio probado para el dolor articular, para fortalecer los huesos y la regeneración del cartílago. La eficacia de este sencillo y asequible remedio natural es confirmada no solo por los conocedores de la medicina tradicional, sino también por los profesionales. Gelatina — ¡éste es el salvador que te ayudará a deshacerse del dolor y recuperar la libertad de movimiento!

Gelatina para las articulaciones

TRATAMIENTO:

Vierte 5 g de gelatina en 100 g de agua fría por la noche. A la mañana, a la gelatina ya hidratada agrégale 100 g de agua tibia y colócala a baño María. Calienta la mezcla hasta que se haya derretido por completo, pero no dejes que la gelatina hierva.

Este remedio para las articulaciones debe ser consumido en ayunas, media hora antes del desayuno. Si el sabor te resulta muy desagradable, añádele jugo de naranja.

La gelatina es mejor asimilada por el organismo, en combinación con la vitamina C. Se recomienda añadirle a la bebida extracto de escaramujo (rosa silvestre) o tableta de la vitamina C. La duración del tratamiento es un mes.

Se puede preparar jalea de leche: disolver dos cucharadas de gelatina en 150 g de leche fría y dejarla hidratar por una hora. Opcionalmente, puedes añadirle un poco de miel o azúcar. Calienta la gelatina a baño María, removiéndola constantemente, sin dejar que hierva. Retírala del fuego, déjala enfriar y guárdala en el refrigerador. Duración de este sabroso tratamiento — 3 semanas.

Si no tienes deseos de preparar nada entonces, ¡haz compresas de gelatina! Para comenzar, humedece el vendaje ancho con agua caliente y exprímelo. Dóblalo varias veces, y entre dobleces, vierte un poco de gelatina en polvo. Envuelve las articulaciones doloridas con el vendaje preparado, cúbrelo con una lámina de nylon y fíjalo con una venda elástica.

Las compresas no restablecen el cartílago, pero sí ayudan a aliviar el dolor en las articulaciones. Este procedimiento es especialmente beneficioso para aquellas personas que tienen contraindicado el consumo de gelatina. Duración del tratamiento — 1 mes.

Jaleas, mermeladas de gelatina, postres nutritivos a base de gelatina – son platos que puedes degustar, para la prevención de enfermedades de las articulaciones.

Recuerda que el tratamiento de gelatina tiene sus contraindicaciones. No debes consumirla en grandes cantidades, si presentas problemas con el estómago, el hígado, cálculos biliares o la aterosclerosis. Si tienes dudas respecto a su uso, mejor consulta a tu médico.

Si te gusto deja tu comentario, es muy importante para nosotros.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta