ESTA MUJER ESTABA EN COMA HASTA QUE LE PUSIERON A SU BEBÉ EN EL PECHO Y REACCIONÓ

Ella se llama Shelly Cawley y vive en Carolina del Norte, Estados Unidos. A sus 23 años, y de la mano de su amoroso esposo Jeremy, Shelly entra en trabajo de parto. Luego de las asistencias médicas necesarias la pequeña Rylan nace sin problemas, convirtiendo la vida de estos padres primerizos en una inmensa felicidad. Sin embargo algo había sucedido y ese feliz momento comenzaría a teñirse de amargura…

Al parecer durante la cesárea se formó un coágulo de sangre en una de las arterias principales de Shelly.

Era el momento más feliz de mi vida: acababa de nacer mi hija. Pero a la vez tenía emociones encontradas pues sentía que estaba perdiendo a mi esposa para siempre” – Comentó Jeremy.

Todo parecía estar en manos de Dios ya que los médicos habían hecho TODO lo humanamente posible. De ahí en adelante la batalla sería sólo de Shelly…

 

Pero ciertamente los milagros pueden tomar diferentes formas. Así fue como a una enfermera llamada Ashley Manus se le ocurrió la idea de colocar a la pequeña beba recién nacida sobre el pecho de su madre.

No podíamos hacer nada más desde los conocimientos médicos pero sí sabíamos que el contacto con la piel de su hija, podría ser muy beneficioso para Shally y también para la beba”.

Así pusieron a la beba en el pecho de Shelly. Al colocar a Rylan en su pecho, la beba se quedó profundamente dormida luego de unos pocos minutos.

Queríamos despertarla para que Shelly la sintiera pero Rylan seguía profundamente dormida”.

Luego de 10 minutos, Rylan hace algo inesperado: de pronto se despertó y dio un enorme grito. Conmocionados los médicos y Jeremy miraron el monitor y no podían creer lo que había ocurrido: el monitor que mide los ritmos cardíacos de Shelly indicaba que ella ¡Estaba viva!

Luego de un año de aquel episodio esta familia festeja el cumpleaños nº 1 de la hermosa (y heroína) Rylan.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta