Este hombre tomó 2 cucharadas de aceite de coco por 60 días y mira lo que sucedió en su cerebro

Uno de los productos que hemos utilizado muchísimas veces es el aceite de coco, pero ¿Conoces realmente los beneficios que este puede traer a tu salud?, el aceite de coco ha sido utilizado  desde la antigüedad por  causa de sus propiedades para la salud, como también se ha convertido en uno de los mejores productos para el cuidado de la piel y el cabello, es por ello que en el especial de hoy te presentaremos una historia que demuestra que los beneficios de este aceite son innumerables.

En primer lugar debemos entender de donde proviene este producto tan versátil, el aceite de coco se obtiene de prensar la pulpa blanca del coco el cual nace de los arboles cocoteros, y al igual que pasa con otros aceites vegetales, uno de los beneficios del aceite de coco es que se puede consumir directamente, tanto a nivel cutáneo como ingerido.

Un estudio reciente realizado por la Doctora María Newport, establece que los beneficios de este producto son tan altos que pueden llegar a mejorar la función cerebral, ya que los cuerpos cetónicos, que el cuerpo produce al momento de digerir el aceite de coco, pueden ser la clave en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

Propiedades del aceite de coco en el cerebro

El estudio de la doctora Newport comenzó debido a que su esposo Steve padecía de esta terrible enfermedad, la cual comenzó con una demencia cuando este apenas tenía 50 años, y a medida que la enfermedad avanzaba Newport fue observando el deterioro por el que pasaba la mente de su marido, al punto que explica que muchas veces su esposo se encontraba en una especie de niebla que no le permitía hacer acciones rutinarias y sencillas como conseguir agua en la nevera, también observó cómo su memoria iba y venía como olas en el mar, donde en algún momento no recordaba una situación específica y días más tarde si lograba hacerlo.

Ante la preocupación de la doctora por el desarrollo de la enfermedad de su marido comenzó a investigar acerca de la acción de los cuerpos cetónicos para tratar esta enfermedad, así como también es útil para tratar el Parkinson, Huntington, esclerosis múltiple, la epilepsia resistente a los fármacos, y enfermedades de origen metabólico como la diabetes.

Newport asegura que los cuerpos cetónicos que se producen durante la ingesta de aceite de coco son la clave para la recuperación cerebral,  “Los cuerpos cetónicos pueden ayudar desde la recuperación del cerebro después de una pérdida de oxígeno en los recién nacidos hasta ayudar al corazón a recuperarse después de un ataque agudo, en los adultos.  También pueden reducir los tumores cancerosos.  Los niños con epilepsia resistente a fármacos a veces responden a una dieta cetogénica de  hidratos de carbono.”

Para verificar sí esta teoría era cierta Newport comenzó a suministrarle a su marido Steve  2 cucharadas de aceite de coco dos veces al día, lo que según el análisis de la doctora se notan cambios considerables puesto que observa que su esposo logra estar más alerta y feliz, al punto que es capaz de hacer chistes, participar en conversaciones de manera normal y su estado de ánimo cada día es mucho más saludable.

Por lo que Newport asegura que el aceite de coco ha logrado detener el progreso de la enfermedad y ayudado a su esposo a mejorar su capacidad cerebral.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta