Esto es lo que sucede en tu cuerpo cuando soplas tu dedo pulgar !

Un hecho que muchas personas ignoran es que todas las partes del cuerpo interactúan con otras partes de cierta manera y más cuando ejerces un estímulo …

De este tipo de estímulos se viene hablando desde hace muchos años atrás tan es así que la antigua medicina china creó lo que hoy en día se conoce como reflexología y esta no es más que la práctica de puntos de presión en diferentes partes del cuerpo que son capaces de eliminar el dolor en otra, lo que también es conocido como zonas reflejo.

Y aunque actualmente son muchas las personas han puesto en duda estos métodos y resultados de la reflexología,  pero también  existe un gran grupo de personas que avalan estas técnicas, e incluso las han utilizado y los resultados han sido muy satisfactorios, por esta razón en el especial de hoy te brindaremos varias técnicas que puedes aplicar para introducir la reflexología en tu vida y eliminar el dolor para siempre.

Aunque no lo creas gracias a una de las técnicas de la reflexología puedes aliviar dolores como el de garganta con tan solo rascarte la oreja, ya que existen algunos nervios ocultos en el oído y cuando se les estimula producen un reflejo involuntario en la garganta, originando una especie de espasmo muscular que tiene la facultad de mejorar ese incomoda sensación de hormigueo en la garganta.

Los puntos reflejo

¿Alguna vez has observado a una persona soplar su dedo pulgar y te has preguntado por qué lo hace? Si la respuesta es afirmativa te contaremos el origen de esta peculiar acción. A muchas personas les pasa que cuando ven ese ser especial que tanto les gusta, sienten una especie de hormigueo en el estómago, por lo que sí en este momento soplas tu dedo pulgar se regulará la respiración y controlará el nervio vago que frena el ritmo cardíaco, indicándole al cerebro que no existe ningún peligro y por lo tanto hay que estar en calma, esta técnica la puedes implementar sí sufres de miedo escénico y necesitas hablar en público reducirá considerablemente el margen de error que puedas tener producto de los nervios.

Otra de las zonas reflejos más sorprendentes que te puedas imaginar se encuentra el dedo pulgar y el dedo índice, sí colocas un poco de hielo en la parte comprendida entre el dedo pulgar y el índice puedes aliviar la sensación de dietes sensibles y el dolor que esto ocasiona, ya que en esta zona  existen ciertas conexiones nerviosas que producen esta sensación.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta