No lo Vuelvas a Comprar Más, Cultiva tu Ajo en Casa, Fácil en una Maceta

Uno de los productos más utilizados en las cocinas del mundo es el ajo, gracias al increíble sabor que aporta a diversas preparaciones y alimentos, sin embargo, muchos ignoramos que, además de otorgar un toque inconfundible a nuestros alimentos, el ajo contiene increíbles propiedades que pueden mejorar significativamente la salud del hombre, es por ello que en el especial de hoy compartiremos contigo la mejor manera para sembrar esta increíble planta en tu hogar y así no la tendrás que comprar más.

El uso de ajo como planta medicinal se remonta a miles de años en la historia, según documentos relacionados a su origen indican que su uso data de los años 2.500 a.C. en el Antiguo Egipto. El ajo es una planta acaule, es decir sin tallo, cuyas hojas nacen directamente de su bulbo subterráneo, las cuales son planas, delgadas y estrechas, de aproximadamente 8 mm de ancho por 30 cm. de largo, con un canal central y ápice agudo.

Como mencionamos anteriormente durante mucho tiempo, las propiedades curativas del ajo han sido utilizadas en la preparación de remedios naturales  gracias a la acción de sus aceites esenciales y sus azúcares de bajo peso molecular, recientemente han surgido diferentes estudios científicos que validan su uso como remedio eficaz para muchas otras afecciones.

¿Cómo sembrar ajo?

Esta planta se cultiva como anual para la obtención de sus bulbos, de sabor punzante y con principios activos medicinales, este pertenece a la familia de las Liliáceas, a la que también pertenecen otras plantas bulbosas como las cebollas o los puerros.

Plantar esta planta aunque no lo creas no resulta complicado, cultivar ajos en macetas es muy fácil pero antes de hacer tienes que elegir el tipo o variedad de ajo que vas a plantar. Luego toma en cuenta que debes elegir macetas que cuenten con un drenaje de agua en la parte inferior para que pueda eliminar el líquido sobrante y no necesario, ya que esta planta es propensa a desarrollar enfermedades y hongos en las raíces producto del exceso de agua.

Tras elegir la maceta y la variedad que deseas sembrar toma en cuenta los siguientes puntos:

1.Toma la variedad que elegiste y separa los dientes del bulbo, deja la cáscara que lo envuelve de manera que quede intacta.

2.Llena la maceta con tierra y puedes combinarla con arena de jardinería, luego de llenar el recipiente con tierra, deja al menos un centímetro antes del borde.

3.Después coloca los dientes de ajo en el contenedor, enterrándolos por lo menos a 10 centímetros de la superficie y con la parte puntiaguda hacia arriba. Ten en cuenta que puedes colocar más de un diente de ajo en la maceta o contenedor pero estos deben estar a una distancia entre 8 y10 centímetros.

Por último ubica la maceta en un lugar soleado para que reciba sol al menos 8 horas al día.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta