Pon en la esquina de tu casa agua con vinagre y sal de grano … ESTO es lo que sucede en 24 horas es increible !!

Seguramente más de una vez has escuchado hablar acerca de la influencia de la energía positiva o negativa en tu entorno.

Es por ello que el especial de hoy lo dedicaremos a todos aquellos elementos que pueden  ayudarte a repeler todo aquello que pueda estar entorpeciendo las energías del hogar y que probablemente esté generando grandes problemas en la familia.

Aunque muchas personas hablen de ellas, pocas saben realmente qué son, las energías negativas son aquellas que son capaces de interferir en aspectos emocionales, espirituales, físicos o mentales, evitando que encontremos la tranquilidad y generando algunas sensaciones como la ansiedad, la angustia, la depresión e incluso en muchas ocasiones falta de concentración.

Estas pueden encontrarse o desarrollarse en diferentes espacios, incluso en el hogar, cuando estas llegan a este punto nos afecta de una manera más fuerte, ya que el hogar es aquel lugar donde las personas se sienten refugiadas, libres y relajadas, donde puedes descargar todas esas tensiones y preocupaciones del día y tener un largo momento de paz, es por ello que cuando las energías negativas se concentran en este espacio las consecuencias pueden ser desagradables.

Dile adiós a las energías negativas

Para saber sí tu hogar está cargado de energías negativas, es necesario observar con detenimiento ciertas situaciones o factores, como por ejemplo si has vivido discusiones frecuentes con tu pareja, con los hijos, entre otros; si sientes que frecuentemente tienes problemas económicos y de salud esto puede ser un signo de energías negativas acumuladas.

A continuación te brindaremos un excelente remedio natural que puedes aplicar para repelerlas para siempre, solo necesitarás: un vaso de vidrio, granos de sal, vinagre y agua. El procedimiento es muy sencillo, coloca en la zona donde tú consideres que se presentan la mayoría de los conflictos, el vaso el cual debe tener en su interior los ingredientes antes mencionados en este orden: granos de sal, vinagre y agua.

Con el pasar de los días podrás darte cuenta que ya las tensiones han disminuido e incluso los espacios de tu hogar se sienten más ligeros y despejados, ya que las energías negativas se han disipado.

Pulsa X para seguir

Pulsa Me Gusta